Cómo y por qué desarrollar la gestión de contenidos

Por: datasocial

Imagina por un momento que acabas de estrenar tu marca. ¡Tu propia marca en Internet! Tiene frescura, identidad y es lo que siempre habías soñado. ¿Y ahora qué? Antes de comenzar a tener beneficios, lo deberán de conocer los posibles clientes. Para conseguirlo lo que debes hacer es desarrollar los contenidos necesarios que generen tráfico en tu página web. ¡Te contamos cómo!

redes sociales-1

Seguramente que alguna vez te habrán mandado subir contenido para tu web o te han mandado que elabores un plan de contenidos y no has sabido por dónde empezar. También es posible que preguntes cómo puedes conseguir que tu marca recién estrenada se conozca entre los millones de usuarios que cada día navegan por la red. Pues bien, lo primero que tienes que tener claro es sobre qué trata el tema sobre el que vas a generar contenido y esa es quizás la parte más complicada.

Todo esto se consigue con el social media plan o plan de social media. Pero... ¿Qué recoge este documento? En realidad este plan de contenidos es más sencillo de lo que pueda parecer a priori, solo necesitas un poco de organización y creatividad para poder desarrollarlo paso a paso y de forma concreta.

En su definición, consiste en un documento en formato texto o esquemático donde se recogen los estudios de mercado realizados por la empresa, los objetivos de marketing a conseguir, las estrategias a implementar y la planificación a seguir. Entonces... ¿Qué hay que tener en cuenta para hacer un social media plan?

Cómo desarrollar un social media plan paso a paso

Si quieres crear un plan de contenidos desde cero debes de tener en cuenta una serie de aspectos fundamentales. Desde datasocial recopilamos los siguientes: 

  • Analiza tu mercado y tu competencia

Lo primero que deberás saber es cómo influye el mercado en el que tu marca se moverá para poder crear las tácticas y estrategias necesarias de alcance de contenido. Además, es bueno que conozcas cómo lo está haciendo tu competencia directa porque así podrás saber la manera en la que puedes diferenciarte del resto. 

En este aspecto, situarte con respecto a tus competidores es importante. Identifica quién es el líder, el retador, los seguidores o los que se especializan en un área específica del mercado. De esta manera podrás tener una visión de marca mucho mas concreta y a la vez amplia del espectro comercial.

  • Identifica a tu cliente ideal

Si no sabes a quién va dirigido tu producto o servicio poco podrás hacer. Para conocerlos puedes acudir a una consultora o a instituciones que publiquen de manera periódica como el Instituto Nacional de Estadística. También puedes hacer trabajo de campo para recoger los datos. 

Para conocer a tu buyer persona te puedes hacer una serie de preguntas:

  1. ¿Qué tipo de contenidos suelen consumir?
  2. ¿Qué está haciendo nuestra competencia?
  3. ¿De qué hablan?

Así, construirás el buyer persona, que es ni más ni menos que el cliente ideal de tu empresa, una representación semi-ficticia del mismo basado en datos sociales o demográficos. 

info-kymco-01

  • Investiga quién te lee... ¡Y dónde!

Conocer quién es tu público objetivo es decir a quién vas a dirigir tu estrategia social media es fundamental. Las marcas han ido comprobando la importancia de tener “fans de calidad” que son aquellos que van a comentar nuestras publicaciones, van a compartir, se van a involucrar y finalmente van a comprar. Esos son los fans que queremos. 

La importancia de segmentar a nuestra audiencia geográficamente, por edad, por sexo, por intereses, por hábitos de consumo nos llevará a realizar una estrategia con acciones enfocadas en las redes sociales más idóneas, para que finalmente lleguen a buen fin con el objetivo que nos hemos marcado. Si sencillamente nuestras acciones son fruto de la moda o de “lo que hacen los demás” seguramente fracasaremos estrepitosamente.

  • Identifica los puntos fuertes y débiles de tu producto

Una vez ya conocemos a quién nos vamos a dirigir y cuáles son los intereses de nuestro buyer persona hay que analizar nuestra empresa por dentro mediante un análisis DAFO. Este análisis es una matriz que aglutina las debilidades de la empresa, las fortalezas que tenemos, las amenazas que podamos sufrir y las oportunidades que nos brinda el mercado.

  • Revisa los objetivos del social media plan

El segundo paso es preguntarte cuáles son los objetivos de ese plan de social media. Los objetivos a la hora de crear una campaña deben de ser claros: ganar visibilidad, crecer en visitas y generar más leads. A continuación te ofrecemos una serie de puntos para que tengas en cuenta antes de empezar a crear contenido para promocionar tu producto. 

  • Prepara los temas y planifica el calendario de difusión

Una vez definidos (tanto como sea posible) los tres puntos anteriores, llega el momento de pensar el tipo de contenido que queremos compartir para llegar a nuestro público objetivo y que va a ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos. Y por supuesto, dependiendo del carácter del contenido y de la frecuencia, optaremos por abrir perfiles en unas redes sociales u otras. No es necesario estar presente en todas las plataformas sociales, por lo que debemos elegir aquélla que mejor se ajusta a nuestro negocio.

Al definir qué contenido vamos a compartir, no podemos olvidarnos de considerar la forma y la regularidad con la que vamos a publicar. Si, por ejemplo, queremos optar por contenidos puramente corporativos, debemos plantearnos usar un tono serio en todas nuestras publicaciones y Linkedin puede ser una buena herramienta para ello.

Si lo que queremos es ser desenfadados y lanzarnos a lo puramente comercial, lo mejor es que el tono friendly invada todas nuestras publicaciones, y que lo hagamos de la mano de Twitter o Instagram.

  • La importancia del tono de voz

Recuerda que el tipo de contenido que publicamos debe ir siempre acorde a la propia personalidad de la compañía: no pretendamos apropiarnos de un lenguaje juvenil y cercano si nuestra marca no es así. Por eso es importante que tengas en cuenta desarrollar una guía de tono de voz. Independientemente del tono que adoptes, piensa dos veces qué vas a publicar antes de darle al botón de compartir. ¡Huye de la falta de delicadez que han mostrado algunas empresas con anterioridad!

También es importante ser organizados y elaborar un plan de contenidos que nos va a permitir decidir qué tipo de contenido se publica cada día y qué canales vamos a emplear para llevarlos a cabo.

  • Prepara contenidos en diferentes formatos

Puedes innovar y sacar una publicación en papel, enviar artículos promocionales a tus clientes con una tarjeta escrita a mano, dirigir a tu equipo de ventas a una feria online o comenzar a enviar una newsletter. A día de hoy es tremendamente atractivo crear contenido en diferentes formatos y que funcionan a la perfección si se combinan. Funcionan bastante bien un vídeo acompañado de una buena imagen o de un vídeo que refuerce el texto y respalde lo que queremos defender en él. El aspecto visual es una parte fundamental, por eso crear un contenido atractivo y de calidad es importante para enganchar a la audiencia.

  • Datos y más datos: la importancia de analizar resultados

Cualquier emprendedor o empresario que busca hacer crecer su negocio, sabe que el marketing y la venta ya no son áreas del negocio. Son el negocio. La medición de nuestras acciones es el primer paso para controlar y, con el tiempo, mejorar lo que hemos hecho hasta ahora. Es el momento de evaluar si hemos alcanzado los objetivos que nos hemos propuesto, y si no ha sido así valorar qué ha pasado.

Obviamente, cualquier persona a cargo de un negocio está midiendo varios indicadores todo el tiempo y el punto es que el marketing ha ido evolucionando radicalmente en los últimos tres años. En un mundo donde hay tanto dato que analizar, puede ser difícil identificar y priorizar nuestras áreas de mejora. Entonces, ¿por dónde empezar?

  • Saber que una visita es cada usuario que cliquea en tu sitio web desde otra página. Es importante apuntar que, en teoría, un usuario podría visitar nuestro sitio un millón de veces.
  • Contabilizar cada visita como usuarios únicos que llegan a nuestro sitio web. Esto es un indicador de la efectividad de nuestras campañas de marketing para atraer posibles clientes.
  • Una sesión es una forma de agrupar las interacciones del visitante o usuario con nuestro sitio web.Las sesiones incluyen páginas vistas y eventos como clics en descargas de documentos. Es una forma de medir lo que hacen los usuarios en nuestro sitio web, el tiempo que pasan y las veces que hacen clic
  •  ¿El mejor indicador de engagement o interacción del usuario? Formularios enviados. Si una persona introduce su nombre y su email en una oferta que ha visto en nuestro sitio, quiere decir que esa oferta en particular le ha interesado.
  • Un lead calificado es un cliente que alcanzó un punto definido y que está listo para ser contactado por un ejecutivo de ventas. Su medición también es relevante para saber cómo está funcionando la campaña.

En definitiva, si tienes en cuenta todos estos pasos podrás desarrollar tu mismo un social media plan. Recuerda: organización, creatividad y... ¡datos! Por supuesto nunca olvides tener en cuenta en todo momento al usuario ideal al que debes dirigirte y las vías para llegar a él de la manera más oportuna posible. 



                     Consigue tu auditoría de contenidos

 

Tags: marketing digital, reputación online, agencia, social media plan, contenidos

guia-tono-de-voz

Cada marca tiene su propio Tono de Voz, sus palabras, su manera de expresarse.

Descargar guía